martes, 2 de septiembre de 2008

El clima de la clase. Disciplina

Entiendo por clima de clase como el ambiente, la sensación que hay dentro del aula mientras estas trabajando, es un aspecto muy importante ya que si los/as alumnos/as se encuentran cómodos, tu también te vas a encontrar cómodo.

Debido a lo anterior tiene que ser uno de nuestros objetivos el alcanzar un ambiente de trabajo distendido y agradable, este objetivo es algo que se va construyendo desde el primer día, donde la primera impresión es muy importante, en los pasillos del instituto dando la sensación de ser una persona agradable y asequible a todos, en los recreos, es decir, durante toda tu estancia en el instituto.

Tienes que tener muy claro que desde que entras por la puerta del instituto hasta que sales eres un personaje famoso y como todos los personajes famosos siempre estas en campaña de promoción, estas vendiéndote a ti mismo a tus clientes.

Para ello tienes que ser extremadamente cuidadoso con tus actuaciones, tu máximo objetivo no es caer bien, es ser educado y atento con tus clientes, trata a tus alumnos como quieres que te traten a ti, salúdalos igual que saludas a cualquier compañero, sonríe que no cuesta dinero, no des la sensación de ser un amargado/a, de ser un cenizo/a y que está todo el santo día enfadado con todo el mundo, ante un/a alumno/a que te molesta e intenta reventarte la clase demuestrale que no puede desequilibrarte, lo saludas como a los demás, porque a tener elegancia no te gana nadie.

Cuando acudas a un aula procura siempre ir con una sonrisa de oreja a oreja ya que así das la sensación de que te alegras de trabajar con ese grupo de alumnos/as y ellos tienen la sensación de que disfrutas de su compañía.

Hacer esto es ir contra uno de las máximas que siempre nos han dicho que tiene que hacer un/a profesor/a que es que hay que entrar en el aula con gesto serio y con cara de pocos amigos para infundir respeto. Estoy totalmente en desacuerdo con esa máxima porque ese tipo de respeto no es el que yo quiero que me tengan los/as alumnos/as ya que una cosa es que te respeten y otra muy distinta es que te tengan miedo, ese miedo desaparece al tercer día de dar clase, el respeto si se persigue y se es coherente, dura siempre, esto no quiere decir que puntualmente haya que ponerse tieso con algún/a para dejar las cosas claras. El respeto hace que dentro del aula puedas dar la espalda a un grupo de alumnos/as y no haya nada que temer.

Porque si entras en el aula enfadado y vociferando ¿cómo te vas a poner cuando un/a alumno/a se porte mal?, ¿te vas a enfadar más?, y, cuando tengas otro incidente en esa misma aula, ¿qué vas a hacer?, ¿tirarlo por la ventana?, si entras ya de mal humor tienes muy poco recorrido para imponerte al alumnado, es más para el alumnado que está rebotado en clase, que está aburrido eres un regalo porque sabe que con su comportamiento te va desequilibrar y va a reventar la clase convirtiéndose en el centro del aula y siendo un líder para sus compañeros/as y ¡no lo olvides!, en esos momentos das pena y lástima.

Luego hay que actuar de manera diferente, tienes que empezar siempre de buen humor, que los/as alumnos/as se rían contigo, no de ti.

Para mantener el orden en una clase hay que buscar un sistema con el que te encuentres cómodo/a y que tengas asumido, no vale seguir un sistema en el que no se cree, un/a profesor/a ante un problema de disciplina tiene que actuar de manera inmediata y automática, no puede parar la clase y estar pensando un tiempo para buscar como solucionarlo, por eso hay que tener un sistema propio.

De mi experiencia he llegado a las siguientes conclusiones:

Siempre que entres en el aula entra con una sonrisa

El primer día de clase tienes que explicar las normas de funcionamiento que vas a seguir y cuales son las reglas que van a regir el funcionamiento de tu clase

Tiene que quedar bien claro que las normas pueden cambiarse si presentan otras mejores y que en caso de que no se cumplan tienen el derecho a reclamar, por ello yo les obligo a escribirlas en la primera hoja de su cuaderno

Las normas siempre tienen que cumplirse. Esto es algo fundamental, tu credibilidad dura lo que tardes en incumplir una de las normas que hallas puesto

Como consecuencia de lo anterior, las normas tienen que ser pocas y muy claras, por ello antes de entrar en el aula el primer día de clase hay que tener muy claro que normas o reglas vas a seguir

Los/as alumnos/as tienen que tener la sensación de que son copartícipes en la gestión de la clase, esto es muy importante a la hora de enfrentarse a una indisciplina

Cuando se sanciona a un/a alumno/a, tiene que estar muy claro el motivo para el resto de sus compañeros/as, tu objetivo básico es aislar al/a infractor/a, así no se generan líderes, vale más esperar cierto tiempo para tomar la decisión si así se consigue que todos/as sus compañeros/as llegan a la conclusión de que las infracciones del/a compañero/a les afecta negativamente ya que enturbia el clima de clase. Esto no quiere decir que se ignoren las faltas de comportamiento, es más, un indisciplina nunca, nunca debe de ser ignorada, se tiene que corregir al momento, pero para tomar un decisión drástica hay que ser cauto y manejar muy bien el tiempo, siempre hay que aislar al/a culpable del resto del grupo y hacer saber al grupo que esa falta les perjudica. La forma de perjudicarles tiene que ser:

-No les da tiempo a hacer las actividades programadas y tienen más trabajo para casa.
-El clima de clase se enrarece y ya no es tan distendido
Ambos perjuicios hay que recordárselos continuamente, indicando claramente quien es el causante
Hay que saber manipular la situación para tener al grupo de tu parte y no de la contraria, de tal manera que el castigo del/a culpable signifique una liberación para el grupo.

Otro tema añadido al anterior es que nunca hay que rehuir ningún tema por escabroso que sea, en esos casos hay que acudir a la ironía y el sarcasmo, el alumnado no debe tener la sensación de que hay temas que nos escandalizan o nos desarman, tenemos más experiencia de la vida que ellos/as para salir del atolladero.

Las normas te obligan tanto a ti como a ellos, en esta sociedad del siglo XXI, no puede haber diferencias de trato entre los diferentes componentes de un grupo-clase.

A la hora de sancionar una conducta inadecuada, se puede seguir el siguiente esquema, de menos a más:

1. Comentario público sarcástico e irónico sobre la conducta observada, esta es una de las principales medidas, no hay mejor manera que avergonzar públicamente al/a infractor/a buscando la sonrisa y si puede ser la carcajada de los demás, esto produce que al salir de clase los/as compañeros/as se la repitan a modo de mofa.La ironía y el sarcasmo son nuestros principales aliados porque nuestro vocabulario es más rico que el suyo.

2. El anterior más conversación privada al terminar la clase, esta conversación no puede ser una regañina, tiene que ser un comentario firme sobre la conducta inadecuada poniendo muy claro los limites pero hay que ofrecerle al/a alumno/a una salida, me explico, si el/a alumno/a no quiere estudiar, lo que se le tiene que pedir es que no moleste, solo eso, que se ría cuando se ríe el resto de sus compañeros/as y que hable cuando hable el resto de sus compañeros/as.

3. Separación de su grupo, se le coloca al fondo de la clase, solo/a y aislado/a, pues los grupos se colocan lo más adelante posible, si la estructura del aula no lo permite hay que buscar el sitio donde se encuentre más aislado/a y solo/a. En esa situación realiza el mismo trabajo que el resto de su grupo, pero sus notas serán las que el obtenga. Si no hace ninguna actividad tenemos que decirle que así no va a superar la materia pero nada más, no hay que ir a la guerra por eso, solo se le pide que no moleste

4. Las anteriores, pero ahora sentido de cara a la pared, en este caso hace actividades diferentes, el objetivo es que solo estemos con el al principio de la clase para darle las actividades y al final para recogerlas

5. Se le castiga sin recreo, ya se que con esta medida tu también te quedas sin recreo, pero para un/a alumno/a no hay cosa peor que perder el recreo, el castigo dura tantos días como el/ella quiera.

6. Lo anterior más suspensión de las actividades extraescolares que tu o tu departamento organice.

Yo no soy partidario de mandarlo a Jefatura de Estudios porque el problema lo tengo yo y yo tengo que ser un profesional con suficientes recursos para solucionar ese problema, otra cosa son destrozos, agresiones, tráfico y consumo de alcohol y drogas, absentismo escolar, problemas mentales, acoso, etc

Es muy importante que el/la alumno/a sepa que su situación puede revertirse estomáticamente si cambia su conducta, es más, vale más que la situación se revierta una gran cantidad de veces a que llegue a las ultimas etapas del castigo, porque nuestra capacidad de sanción es muy limitada.

Por eso a la hora de sancionar hay que ser muy cuidados y no quemar etapas alegremente porque una vez llegado al final no solución de continuidad y el/a a.umno/a va a seguir acudiendo a clase, en mi vida como profesor ( 14 años) solo he llegado a la etapa 5 un par de ocasiones, eso si una vez estuve más de dos meses

EN NINGÚN CASO TENEMOS QUE CAER EN SUS PROVOCACIONES, ES LO QUE DESEA PARA SER EL CENTRO DEL GRUPO-CLASE Y CONSEGUIR BOICOTEARLA CONVIRTIÉNDOSE EN EL LÍDER DEL GRUPO

Como apunte final, para mi que una falta de disciplina NO es:
* No trabajar en clase
* No traer el material escolar
* No hacer las actividades que se proponen para casa
* No copiar lo que se dicta en clase
* No asistir con regularidad

SI es una falta de disciplina, entre otras:

* Falta manifiesta de puntualidad
* Molestar a los compañeros/as
* Hablar fuera de los ámbitos establecidos, como ya he dicho en otra parte del blog, mis alumnos/as tienen un tiempo establecido para hablar
* Insultar a sus compañero/as
* Lanzar objetos en el aula
* No tener respeto por los demás